JAMÓN CURADO

El Jamón curado es uno de los embutidos más consumidos y apreciados dentro de la dieta mediterranea. Hay una larga tradición del Jamón Curado en nuestro país que se remonta a los celtas que lo consideraban unos de sus alimentos más valuosos. Los romanos posteriormente lo incorporaron a su gastronomía y hasta hoy en día, dónde sigue disfrutando del favor de la mayoría de los consumidores. El jamón curado es un producto rico en proteínas, minerales y vitaminas, ideal para el consumo de toda la familia.

Comprar Jamón Curado en Masia la Portella.

Aquí encontrarás una explicación de como elaboramos nuestros jamones curados Ral d´Avinyó , el tiempo de curación, qué ingredientes utilizamos, así como los estrictos protocolos de seguridad alimentaria que seguimos.

¿Cómo elaboramos nuestras jamones curados Ral d´Avinyo?

Nuestras jamones curados se elaboran con la carne de nuestra exclusiva raza de cerdos Ral d´Avinyó. Nuestros cerdos son alimentados con cereales tradicionales y criados con calma. Estos dos factores son esenciales para conseguir el sabor único de nuestros excelentes jamones.
En el proceso escogemos las mejores piezas por su contenido de grasa. Esta selección es esencial para sacar el máximo partido a la curación lenta, y obtener el óptimo infiltrado y gran sabor que característicos de nuestras piezas. Tras el salazonado y el pesado, se desalan y se cuelgan en un secadero durante el tiempo que sea preciso para conseguir la curación deseada. Durante la estancia en los secaderos el jamón afina su personalidad equilibrando su temperatura y humedad.

¿Qué diferencia un jamón de una paletilla?

La paletilla es uno de los productos más apreciados del cerdo. Es la pata delantera del cerdo, más pequeña y con menos carne que la trasera. Eso hace que el período de curación tenga que ser menor que el del jamón, y que su carne -más próxima al hueso- tenga un sabor más intenso. Por eso la paletilla gustará más a aquellos paladares que disfruten de los sabores más fuertes.
Como la paletilla es una pieza más pequeña que el jamón, resulta ideal para familias de pocos miembros que desean consumir la pieza entera sin prisas. Otra opción ideal para estos casos es nuestra mini paletilla deshuesada, óptima para degustar individualmente Ral d'Avinyó con comodidad en cocinas pequeñas, evitando así que se seque y pierda su sabor.
Por su lado, el jamón es una pieza más grande, que necesita más tiempo de curación en los secaderos, pero es la parte más jugosa y sabrosa del animal.

¿Qué es la carne de cerdo Ral d´ Avinyó? ¿Y por qué le confiere un sabor único a nuestros embutidos?

En el año 2006 nuestra familia se dio cuenta de que las cualidades del cerdo tradicional, un cerdo mucho más tierno y sabroso, se habían ido perdiendo. Para recuperar este sabor de siempre decidimos apostar por una raza única de cerdo, el Ral d´Avinyó.
Y alimentarlos con cereales tradicionales como la cebada y trigo, criándolos con calma y cuidado en un entorno donde pueden desarrollar su comportamiento natural.

¿Apostamos por el bienestar animal?

Sin ninguna duda. Todos nuestros cerdos Ral d´Avinyó crecen en granjas que cuentan con el certificado independiente de Welfair Animal.
Nuestra preocupación no es solo conseguir un producto único, sino hacerlo siguiendo una política corporativa de mejora continua en nuestras exigencias medioambientales y de bienestar animal.

¿Son seguros nuestros alimentos?

Combinamos nuestro know-how adquirido durante generaciones con las últimas tecnologías para garantizar los niveles de calidad y seguridad alimentaria más exigentes. Todo ello a través de un exhaustivo método de trazabilidad que nos permite mantener el control de todo el proceso de producción, para garantizar la calidad de nuestros productos hasta llegar a tu casa.